Academia Policía Nacional y Guardia Civil

13777 bp-legacy post-template-default single single-post postid-13777 single-format-standard inopol-informa-un-caniche-con-buen-olfato-aprende-a-ser-policia no-js INOPOL informa: Un caniche con buen olfato aprende a ser 'policía'. | INOPOL - ACADEMIA DE POLICIA Y GUARDIA CIVIL

INOPOL informa: Un caniche con buen olfato aprende a ser 'policía'.

| Comenta esta entrada

Un pequeño cachorro de jagd terrier, de unos nueve kilos de peso y que apenas levanta un par de palmos del suelo, acompaña estas semanas al policía foral que lo adiestra a todas partes, tanto al trabajo como cuando sale a pasear o se marcha a casa.

Podría decirse que es su mascota, pero si este proceso de formación concluye con éxito, este perro, del que no se puede desvelar su identidad por razones de seguridad, ayudará a la Policía Foral en la detección de drogas en registros domiciliarios, redadas en lugares públicos y en el interior de vehículos.

El cachorro, que fue adquirido a un criador de perros de Toledo, afronta ahora su fase de adiestramiento más crítica, la socialización. De ella dependerá que en un futuro no tenga miedo a los ruidos, a las personas o a los distintos ambientes donde deberá realizar su trabajo de perro policía. Esta socialización la realiza el propio agente, que está especializado en el adiestramiento y guía de perros, conviviendo con el cachorro en su hogar familiar para que se acostumbre a todo tipo de situaciones cotidianas.

El adiestramiento del perro, que tiene ahora seis meses, también incluye entrenamientos físicos y ejercicios de obediencia y de detección de sustancias estupefacientes. Cuando el cachorro crezca y esté formado, la Policía Foral lo empleará por su reducido tamaño, no superará de adulto los 40 centímetros de altura, como apoyo en el registro de vehículos y de domicilios, especialmente en lugares de difícil acceso como pueden ser la parte superior de los armarios.

Los perros especializados en la búsqueda de explosivos son dos labradores, un pastor alemán y un pastor suizo. Son empleados para realizar inspecciones de edificios públicos y sus inmediaciones o en situaciones de alarma por posibles artefactos explosivos en lugares concurridos, como manifestaciones, conciertos o la Plaza de Toros de Pamplona durante los Sanfermines.

Por su parte, los animales adiestrados para encontrar drogas son dos pastores alemanes y dos malinois, a los que se sumará el cachorro de jagd terrier si su formación concluye con éxito. Estos perros colaboran con los agentes en los controles de seguridad ciudadana, en registros judiciales de domicilios o locales y en redadas.

Los once perros con los que cuenta la Policía Foral proceden de donaciones, criaderos o lazaretos. Fueron seleccionados cuando eran cachorros por agentes que creyeron ver en ellos habilidades y destrezas como interés e iniciativa. Después comenzaron con el proceso de socialización para concluir con los entrenamientos físicos y los ejercicios específicos para su función como perros policía. Una vez formados, los animales viven, por norma general, en la comisaría central esperando a que el Centro de Mando y Coordinación, que moviliza los recursos de la Policía Foral cuando es necesario, les llame a una intervención.

El trabajo de perro policía no puede ser realizado por cualquier animal, sino que es necesario que cuente con un tamaño concreto, una resistencia determinada y una serie de capacidades como obediencia, atención o agilidad.

Por ello, para la búsqueda de explosivos se prefieren, por su presencia y tamaño, pastores alemanes, malinois o labradores, ya que a veces es necesario que realicen labores arduas como introducirse en contenedores o papeleras.

En cuanto a la detección de drogas, para hacer un registro domiciliario no importa que el perro sea grande, pero para buscar en vehículos es más conveniente un animal de raza pequeña, como el cachorro jagd terrier que está ahora en formación.

Finalmente, para la localización y rescate de personas, los perros preferidos son los malinois, por su fuerza, resistencia y agilidad para caminar entre escombros. También se emplean en estas labores otras razas como labradores o perros de agua.

El Grupo de Guías Caninos de la Policía Foral es una unidad muy especializada formada por cinco policías que han realizado un curso de formación de entre cuatro y seis meses en Madrid, impartido por la Guardia Civil o por el Cuerpo Nacional de Policía.

Inopol, La Mejor Academia de Policía y Guardia Civil

AVDA DE SALAMANCA Nº 6 ENTRESUELO IZQ.

965 061 863 /629 710 108

03003 – ALICANTE

…………………….

AVDA. LIBERTAD- EDIFICIO ALBA Nº 8 –ENTRESUELO I-H

968 972 632 /664 394 791

30009 – MURCIA

¡Puedes agregarnos a Facebook o Tuenti! (INOPOL FORMACION)

Academia de oposiciones de Alicante
965 061 863622 469 394

Academia de oposiciones de Valencia
962 062 275605 372 551

Academia de oposiciones de Murcia
968 972 632664 394 791

Formación OnLine resto provincias
622 469 394@inopol.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 15 =