Academia de Policía y Guardia Civil en Alicante, Valencia y Murcia y formación online para el resto del territorio Español.

48799 bp-legacy post-template-default single single-post postid-48799 single-format-standard negociadores-de-la-guardia-civil-cuando-la-palabra-es-el-ultimo-recurso no-js Negociadores de la Guardia Civil: cuando la palabra es el último recurso | ACADEMIA DE POLICIA Y GUARDIA CIVIL - INOPOL

Negociadores de la Guardia Civil: cuando la palabra es el último recurso

Hace algo más de un mes, un perturbado se hacía fuerte en su vivienda de Martín de la Jara amenazando con matar a sus padres, con hacer estallar la vivienda, con suicidarse… Estaba provisto de cuchillos y un hacha, y llegó a herir a un bombero lanzándole aceite caliente desde un balcón. Faltaron sólo unos instantes para que actuasen las unidades especiales. Pero este hombre pasó en varias horas de una actitud absolutamente violenta a calmarse y terminar entregando sus armas y marcharse detenido con los agentes de manera pacífica. ¿Qué había ocurrido? Básicamente, una brillante actuación de los negociadores de la Guardia Civil. El último recurso de las fuerzas del orden para evitar una acción violenta.

Los cuatro agentes que conforman el equipo de la Comandancia Provincial de Sevilla-que mantienen su anonimato pues, además, ejercen otras funciones en el Instituto Armado y la labor de negociadores es para ellos un «extra» para el que se especializaron- , cómo desarrollan una labor discreta pero cargada de un trabajo de información previo de la persona con la que hay que contactar, «a la que hay que llegar ya sabiendo de ella muchísimos aspectos personales, especialmente sus puntos débiles. Quiénes son su familia, sus gustos, su trayectoria, su personalidad, a qué se dedica… No sólo lo está haciendo en ese momento y cuál es la amenaza».

Se trata de un trabajo de auténticos psicólogos en el que «hay que demostrar una fortaleza mental enorme», explica el jefe del grupo, que recuerda la durísima formación que hay que llevar a cabo para acceder a este cometido. Además de formar parte de la Guardia Civil y tener experiencia y estabilidad en el cuerpo, hay que pasar varias cribas.

Primero, una prueba de conocimientos culturales en la que los varios miles que se presentan deben quedarse en uno o dos centenares. Después, unas jornadas de formación con psicólogos a modo de concentración en Madrid de las que deben salir diez o quince escogidos para toda España; no más. «Eso indica el nivel de exigencia de esas pruebas, que todos recordamos como un verdadero infierno. Conocen todos tus datos, tus aptitudes, tus sensibilidades y tus puntos débiles. Y actúan en función de ello para llevarte a situaciones de tensión extremas, al límite de tus posibilidades para ver si te derrumbas», explica otro de los negociadores. «Son tres días pero se hacen interminables, ejercen una presión brutal, incluso superior a una situación real».

Lo que tienen muy claro en la unidad es que en este trabajo «no se pretende ir de héroe sino solventar situaciones complicadas de la manera más discreta posible y aportar luego al análisis del resto de compañeros negociadores para que sumemos». Y es que después de cada caso se realizan informes que forman parte del objeto de estudio del resto de colegas de toda España, incluso exponiendo en persona el asunto.

El componente psicológico es crucial en la labor de estos agentes, como es lógico. Deben convencer con la palabra a alguien que se encuentra al límite y no suele resultar sencillo. Por ello estudian modelos de esquizofrenia, de perturbación, trastornos mentales o paranoicos. «Pero también perfiles de gente deprimida por temas laborales, asuntos personales, parados, desahucios, custodias de hijos…».

Detener… y ayudar

En algunas ocasiones, este tipo de casos son resueltos directamente por la patrullas de Seguridad Ciudadana, que están también entrenados para negociar de algún modo para que la persona que genera el problema deponga su actitud. Sólo cuando la situación es ya compleja o extrema aparecen los negociadores, que inciden en que «no se trata sólo de detener a alguien. El enfoque que tenemos es también el de ayudarlos, de alguna manera. Ofrecerle una visión en la que se percaten de que existen alternativas, otras soluciones a la que piensan adoptar». Todo un gabinete psicológico a domicilio.

negociadores-guardia-civil--644x362

AVDA DE SALAMANCA Nº 6 ENTRESUELO IZQ.

965 061 863 /629 710 108

03003 – ALICANTE

…………………….

AVDA. LIBERTAD- EDIFICIO ALBA Nº 8 –ENTRESUELO I-H

968 972 632 /664 394 791

30009 – MURCIA

¡Puedes agregarnos a Facebook o
Tuenti
! (INOPOL FORMACION)

Academia de oposiciones de Alicante
965 061 863622 469 394

Academia de oposiciones de Valencia
962 062 275605 372 551

Academia de oposiciones de Murcia
968 972 632601 396 088

Formación OnLine resto provincias
622 469 394@inopol.es

About Inopol

Academia de oposiciones a Policía Nacional y Guardia Civil. Con centros en Alicante, Valencia y Murcia, y formación OnLine para el resto de España.

Comentario cerrado