Academia de Policía y Guardia Civil en Alicante, Valencia y Murcia y formación online para el resto del territorio Español.

1075236 bp-legacy archive tag tag-taser tag-115 no-js TÁSER – LA PISTOLA ELÉCTRICA QUE QUIERE LA POLICÍA | ACADEMIA DE POLICIA Y GUARDIA CIVIL - INOPOL

Tag Archive: taser

  1. TÁSER – LA PISTOLA ELÉCTRICA QUE QUIERE LA POLICÍA

    Leave a Comment

    Taser, la pistola eléctrica considerada una alternativa no letal a las armas de fuego, que los sindicatos policiales han pedido al Ministerio del Interior para los agentes destinados en «primera línea» de seguridad, con el fin de poder ser utilizadas en tales situaciones.

    De hecho la Guardia Civil reconoce que a pesar de que se han probado Taser de diferentes modelos y comparado precios, insisten en que oficialmente no hay ninguna conclusión ni tampoco fecha estimada para adquirir estas armas.

    A día de hoy, en España, estas pistolas eléctricas son para uso policial y militar exclusivamente, y se encuentra reguladas por el artículo 5.1 del Reglamento de Armas, por lo que no las podrían comprar civiles, ni policías o militares de manera individual, solamente los cuerpos policiales o militares.

    Efectos del Taser

    Este tipo de armas disparan una especie de pequeños dardos de 50.000 voltios que interfieren el sistema nervioso, inmovilizando durante varios minutos al sujeto que la recibe con una descarga eléctrica, sin que se genere daño permanente.

    Una persona que reciba la descarga de un Taser puede sentir mareos, contracciones de los músculos e incluso vértigo, aturdiéndola momentáneamente.

    Según la web de Aasias, compañía que distribuye la marca en España desde 2003, existen más de 800 modelos de pistolas eléctricas tipo táser en nuestro país, y sus precios varían desde los 400 euros a los casi 3.000 que puede alcanzar un modelo más destacado.

    De momento está permitido su uso a los policías locales de unos 200 municipios, especialmente en Andalucía, Murcia, Valencia y Cataluña, así como por los Mossos d’Esquadra cuyo uso autorizó el Parlamento Catalán el pasado verano.

    La ventaja de este tipo de armas es evitar recurrir al arma de fuego cuando hay que afrontar situaciones de peligro, y según Amnistía Internacional, deberían usarse exclusivamente para no recurrir a las armas de fuego, por lo que su despliegue debería estar sujeto al mismo criterio que se aplica al uso de estas armas. Esto es, sólo debería utilizarse en caso de amenaza de muerte o lesión grave inminente.

    Los policías en España exigen la implementación de la pistola eléctrica, ya que, como comentó el portavoz de la Confederación Española de Policía (CEP)«No se trata de utilizar estos instrumentos para golpear, sino para actuar con proporcionalidad y con los medios adecuados».

    * * *

     

  2. LUZ VERDE AL USO DEL TASER POR PARTE DE LA POLICÍA

    Leave a Comment

    El Ministerio del Interior acepta la propuesta de la CEP (Confederación Española de Policía), para que los Agentes de Policía puedan emplear el Taser (pistolas eléctricas) y defensas extensibles, antes de utilizar las armas de fuego.

    La propuesta, que surgió por parte de la CEP, y ha sido aprobada por el Ministerio, ha sido reclamada al Director Adjunto Operativo (DAO) del Cuerpo Nacional de Policía, a fin de que sea incorporada al material del cuerpo lo antes posible.

    El Ministro del Interior,  Juan Ignacio Zoido, ya ha trasladado al sindicato su disposición para crear dotaciones en los presupuestos, que permitan a los Agentes de Policía disponer de estos medios, entre los que se encontrarían tanto los Taser como otras armas de defensa extensibles.

    Hacía años que la CEP reivindicaba esta medida con el fin de dar una mayor seguridad a los agentes, y aunque desde el pasado año 2012 el DAO aceptaba el planteamiento como muy positivo y necesario, por cuestiones presupuestarias no había sido posible llevarlo a cabo hasta ahora, que el Ministro ha dado luz verde al proyecto.

    Desde la CEP celebran esta medida, pues consideran que gracias a estas nuevas herramientas los agentes podrán sentirse más seguros, por lo que esperan que sea aprobada normativamente a la mayor brevedad y empiecen a ser adquiridas para su incorporación, progresivamente, a las unidades.

  3. La Guardia Civil responde afirmativamente a la propuesta de AUGC para dotar a los agentes de armas eléctricas taser

    Leave a Comment

    Es a través del Consejo de la Guardia Civil como los guardias civiles pueden mostrar de manera directa sus reivindicaciones y sugerencias para mejorar el funcionamiento de la institución, así como promover cambios en materia de régimen de personal, y ejercer el derecho de asociación para modificar aspectos sociales, así como sobre materia de protección de la seguridad y la salud en el desempeño de sus funciones.

    Dos meses después de ser remitida dicha propuesta, la Dirección General ha respondido afirmativamente. En concreto, ha remitido a AUGC un comunicado en el que indica que “el 6 de agosto de 2015, el Teniente General Mando de Operaciones autorizó el iniciar los trámites para el estudio y adquisición de dispositivos electrónicos de reducido impacto”.

    En su respuesta, la Guardia Civil explica que “se han realizado distintos trabajos  como han sido un estudio legal, técnico y operativo para ver las posibilidades de uso de este tipo de dispositivos, así como sus ventajas e inconvenientes. Asimismo se ha diseñado un plan de formación del personal en el uso de estos dispositivos”.

    Finalmente, el comunicado añade que “en la actualidad el Servicio de Armamento y Equipamiento Policial está realizando un estudio de mercado para ver cuál podría ser el modelo más adecuado para ser adquirido por la Guardia Civil”.

    Desde AUGC celebran esta decisión, confiando en que la dotación de estos dispositivos se lleve a cabo con la mayor celeridad posible. Y es que no son pocas las ocasiones donde los guardias civiles deben actuar en intervenciones en las que se encuentra implicada una persona que no se encuentra en plena posesión de sus facultades mentales, bien sea por encontrarse bajo los efectos de alguna sustancia o por sufrir alguna enfermedad, donde se hace necesaria la utilización de medidas intermedias entre el uso del arma de fuego y nada. Por ese motivo, es necesaria la dotación de armas eléctricas que permitan reducir a una persona sin ocasionarle daño físico, inmovilizándola temporalmente.

    Por desgracia en algunos casos, estas personas actúan de modo agresivo amenazando la integridad física de los agentes, bien por portar algún objeto o arma peligrosa, o por tener más fuerza que los agentes e incluso mayor preparación en técnicas de combate.

    Se pueden observar noticias donde los agentes se han visto obligados a utilizar armas de fuego para reducir a estas personas, generando importante lesiones o incluso la muerte del agresor y años interminables de un proceso judicial que supone un verdadero calvario para los afectados.

    En otras ocasiones, el agente termina con lesiones al no arriesgarse a sacar el arma, precisamente, para evitar el proceso judicial antes citado. La legislación en materia de PRL establece la necesidad de tener en cuenta las diversas tecnologías para mejorar las condiciones de trabajo.